Es un joven de  21 años que ha asumido con entusiasmo el apostolado de fomentar la música en Salinas desde la Banda Municipal.  Ese fervor lo comparte mundialmente a través de páginas en las más famosos redes sociales: Facebook y Myspace donde da a conocer las actividades que realiza esta noble agrupación musical.

Como muchos otros salinenses, nació en un hospital en Ponce un 10 de febrero de 1988.  Desde temprana edad demostró pasión por la música, interés que internalizó cuando sus padres Edwin Figueroa Gómez y Gladys Feliciano Alvarado le compraron su primer instrumento; una batería acompañada de un karaeoke, con los que pasaba horas soñándose en escenarios espectaculares.  No obstante, en aquellos años sus padres y sus vecinos comentaban que cuando comenzaba a tocar sonaba más a ruido que a música.

A los siete años de edad ingresa a la Banda Municipal de Salinas. Se inicia así un idilio que lo vincula hasta el sol de hoy con esa institución musical. El nuevo alumno comenzó a crecer como músico bajo la tutela del profesor Carlos Carrera, quien es el actual director de la banda municipal.  En el trascurso de estos años como miembro de la Banda, entre altas y bajas se esforzaba por mantener sus estudios de música como una prioridad de su vida.

Mientras se desarrollaba como músico, su familia se dio cuenta de que mostraba también dotes para cantar.  Su madre, que también posee el privilegio de cantar, se encargó personalmente de la educación vocal de su hijo. De esa manera, Edwin Figueroa Feliciano complementó sus estudios musicales con el canto, talentos que se enriquecen con la actuación cuando a los 13 años comienza a trabajar como payaso profesional junto a su madre. Desde temprano en su vida conoció el valor del trabajo como medio de satisfacción y una manera honrada de ganar dinero.

Pese a  estar inmerso en el mundo de la banda, no olvidó  su gusto por el dibujo e incursionó en una técnica que iba más allá de dibujar sobre papel.  Es así que comienza a pintar con aerógrafo, carritos R/C.  La aerografía aplicada para dibujar coloridos diseños sobre la carrocería de estos carritos es en estos momentos otro de sus pasatiempos favoritos.  Una muestra de sus proyectos como aerógrafo está exhibida en su página de MySpace.

A los catorce años fue nombrado líder de la sección de percusión de la Banda Municipal de Salinas en premio tanto por sus habilidades musicales como por el liderato demostrado.  Así las cosas, cuando tenía diecisiete años, Carlos Carrera lo nombró primer tambor mayor de la Banda Municipal de Salinas. Con ese privilegio asumía una gran  responsabilidad con la entidad musical y se convertía en la mano derecha del director de la banda.   Desde entonces se ha encargado con tesón de mantener el nombre de la Banda Municipal de Salinas en alto, actuando como otro oficial de relaciones pública de esa cincuentenaria agrupación musical.

Actualmente Edwin es el encargado de la coreografía de la banda marchante. Como parte de esa labor, cuida los detalles de los movimientos, bailes, disciplina e imagen que proyectan los músicos cuando desfilan y realizan fantasías frente al público. Gracias a los conocimientos adquiridos como coreografo, participó junto a la Banda Escolar de Guayanilla en el concierto de Daddy Yankee, en Puerto Rico 2007, y en la mundialmente famosa Parada de las Rosas de 2008.

Edwin Figueroa Feliciano cursa su cuarto año en la Universidad del Sagrado Corazón donde estudia un bachillerato en Telecomunicaciones. Trabaja como presentador en un Programa televisivo de la universidad llamado “360 Un cambio radical” en el que es reportero y presentador. Actualmente sigue cantando en diferentes agrupaciones y continua trabajando con la juventud salinense en la Banda Municipal, institución en la cual lleva catorce años realizando una encomiable labor cívica.

srs