Es hora de ayudar, pero también de denunciar la desidia centenaria de los paises de América hacia Haiti.

Según informes el sacerdote puertorriqueño Angel Darío Carrero está en Haití y se ruega por ayuda urgente.